Skip to content

“El alma de lo humano”

abril 8, 2011

Cerro de la Parroquia San JuánLa diferencia de culturas hace que los humanos pensemos, hablemos y actuemos de maneras diferentes.

Incluso dentro de una misma nación hay rasgos  diferenciadores en comunidades e individuos. Sin embargo los cubanos  con sus lógicas diferencias sostenemos  una característica muy preciada que viene desde  nuestros ancestros y que deja  marcado el sentido de lo criollo  en cualquier lugar del mundo.

Pudiera darte este refrán una idea de lo que quiero decir: “Tu  mejor hermano, es el vecino más cercano”.  Y es que  ser solidarios va en la sangre de cualquier cubano. Lo vivimos a diario en el barrio, la calle, el centro de trabajo, donde quiera.

No falta la mano amiga de alguien cuando estamos en un apuro y sabemos reciprocar esas acciones a nuestros semejantes.

Así es como hay también cientos y miles de compatriotas  en diferentes rincones del mundo llenando de vida y amor a hermanos, que hoy sonríen gracias a esa solidaridad humana.Instructoras cubanas. Arnelys al centro.

Arnelys Beatriz Bernal Roca, es una joven muchacha nacida en el municipio cienfueguero de Cruces, quien llegó hace ya un año a la capital venezolana.

Regalar arte y cultura es el mayor y único compromiso de quien  recibiera una elevada preparación  en  la escuela Provincial de instructores de Arte Benny Moré y hoy la comparte  con niños, jóvenes y ancianos de La Parroquia San Juan en el centro de Caracas.

Aunque su especialidad es la danza, tiene también gran dominio de la música y el teatro, expresiones que entremezcla en cada una de las unidades artísticas  ya formadas y que muestra con orgullo a través de fotos y videos.

De esta misma tierra crucense imparten talleres de apreciación y creación artística otros cuatro talentosos instructores de la Misión “Cultura Corazón adentro”.Misión cultura  en cerro caraqueño.

Ellos  conforman  el amplio grupo de médicos, enfermeras, técnicos, maestros, instructores  y otros  que siembran la semilla solidaria  por la vida  de los pueblos.

Es solo una experiencia cubana  mostrando cuanto se puede hacer para  construir  un mundo mejor.

Arnelys sonríe y lo hace con el orgullo de la joven comprometida. Ella sabe que sus amigos venezolanos la necesitan y esperan consolidar  lo aprendido durante todo este tiempo en la Parroquia San Juan.

En breve dejará a los suyos en esta tierra por unos meses para regresar a Caracas, sin embargo se llevará consigo ese sentimiento compartido de los cubanos que será eterno: La solidaridad.

 

 

 

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s