Skip to content

“Un sostén de la cultura”

marzo 20, 2012

Rigoberto Ortíz máximo inspirador de una peña campesina

Por: Esteban T. Sosa Muñoz

Como el tronco que lo acompaña, en referencia  a su historia, este hombre echó raíces que caminan tras la  huella de cada espinela.

Escritor, poeta y promotor cultural,  firme exponente de la estrofa cubana en un territorio  como Cruces, donde la décima  se vive  en cada esquina, se siente, y se ama  como el propio suelo que pisamos.

Rigoberto Ortiz Rodríguez,  campesino nato y cultivador de las más puras tradiciones guajiras, el último domingo de  marzo  de 1980  desarrolló por iniciativa propia  un gran guateque en la antigua Colonia Española (Hoy casa de Cultura) donde reunió a numeroso grupo de poetas inspirados en la creación de una plaza permanente, aglutinadora de bardos, tocadores, cantantes  y todo  lo que de una manera u otra tuviera que ver con la tradición popular.

Hoy Rigo, ese hombre modesto, amante del arte y la literatura alza su frente con sano orgullo por los 32 años de vida que tiene su Peña,  bautizada con el nombre de Bernardo Cárdenas: un gran poeta cubano.Arnaldo Figueredo en uno de los últimos guateques

Aunque  durante todo este tiempo no hubo un minuto de silencio en las tardes del domingo, entusiasmo multiplicado llegará este 25 de marzo a los predios de Los Almendros, centro recreativo crucense, donde el típico techo de Guano, la madera redonda y la cobija, se entremezclan con tonadas, controversias, pie forzados, guarachas y canciones guajiras, todo un símbolo de identidad nacional.

Esa es la plaza permanente de los guateques de Rigo, quien siempre aclara: “No es mío, es de mi gente, toda esa gama de artistas aficionados y público que dan satisfacción a mi vida y a esos que aman el inmortal punto cubano”.

La jornada del domingo será muy especial, asegura.  “Allí vamos a estimular a los fundadores, a esas instituciones que siempre nos apoyan y claro, a los más jóvenes, relevo sostenedor de una cultura popular  impregnada en la sangre de los campesinos”.

Rigo en entrevista  para la radio.Rigoberto  Ortiz Rodríguez, máximo impulsor de las fiestas tradicionales campesinas en esta zona de Cuba  cuenta en  su haber con  numerosos premios y reconocimientos por su obra literaria, enmarcada sobre todo en la décima, esa que lleva dentro, cuida y alimenta.

Ha publicado varios libros, entre  ellos; Quitar la máscara del espejo (1991), El último giro de la espiral (1995) y Otra dimensión de la palabra (2007), todas por la Editorial Mecenas de Cienfuegos.

Está considerado una personalidad de la cultura en el municipio de Cruces.

Como una cortesía del poeta  quiero regalar a los amigos del Tintero Azul  estas dos décimas suyas  que llevan por título “Partida”.

Recuerdo cuando te fuiste

por la tarde sin regreso

llevaba contigo el beso

que tal vez nunca me diste.

Dicen que no estabas triste

pero te vieron llorar,

dicen que ahora en tu andar

hay una lágrima breve

que mueve el recuerdo y mueve

tus ganas de regresar.

Dicen que nunca estás sola

que alimentas el olvido

con un beso repetido

como la espuma y la ola.

Dicen que la noche, estola

negra cubre tu vejes,

pero dicen que después

que vuelve el día travieso,

lloras por traerme el beso

que no me diste tal vez.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s